Cómo decorar un salón sin obras

¡Tenemos un reto! Reformar tu salón sin obras. A todos nos pasa que, cuando pasamos en casa más tiempo de lo habitual, nos pica la curiosidad y empezamos a hacer pequeños cambios. También es común cansarnos de ver todo en el mismo sitio. No es momento de hacer reformas, pero eso no impide que puedas darle un aire completamente nuevo a tu salón, te contamos cómo hacerlo.

Cómo reformar un salón pequeño sin obras

Inspírate con nuestras ideas, ¡al lío!

Decorar con cuadros. Haz tu propia composición de cuadros. Combina diferentes tamaños, formas, en horizontal, en vertical, mezcla color con blanco y negro y por supuesto estilos clásicos con más modernos. Juega con una perfecta simetría o deja volar tu imaginación.

Decoración pared composición cuadros
Composición pared con cuadros

Lámparas. Dale un giro a tu decoración, ya sean de techo, de pie, de pared o de sobremesa, la iluminación tiene mucho potencial y un papel muy protagonista, gracias al cual, un pequeño cambio conlleva un gran resultado. En metal, de cristal, discretas, atrevidas, coloridas, en tonos neutros… elígelas acordes a tu estilo, ¡conseguirás un aire totalmente renovado!

No te olvides de los espejos. Tienen un objetivo, cambiar una estancia por completo. ¡Nos encanta este accesorio! Su poder permite agrandar el espacio dando sensación de amplitud, añadir luz, decorar y jugar con las perspectivas y dimensiones. No pierdas la oportunidad de integrarlos en tu salón. Dale protagonismo a una pieza única o crea una composición en una de las paredes, por ejemplo, encima del sofá, ¡te encantará! Otra idea para crear un rincón ganador, apoya un gran espejo sobre el aparador.

Textiles. El potencial de complementos como cojines, alfombras o cortinas, no tiene límites. Ya que no estamos cambiando el sofá todos los días, el tapizado es una gran alternativa. Como siempre, los colores neutros son un éxito, independientemente del estilo, en este caso puedes reservar el color para los cojines. Si eres algo más atrevido, deja que el color inunde tu salón. Telas lisas, texturas, estampados… ¡multitud de alternativas! Una idea básica, los tonos claros y los estampados lisos son un éxito en estancias pequeñas y con poca luz.

Decoración con cojines salón
Cojines en tonos neutros con estampados

Piezas auxiliares. Elementos como una mesa de centro, una mesita auxiliar, una estantería de pared, pufs como asiento extra… también darán un lavado de cara. Renovarlos o incorporarlos, si no cuentas con ellos, ayudarán a acentuar el estilo decorativo y darle un aire renovado.

Decoración salón pequeño mesas apilables
Mesas auxiliares apilables para ahorrar espacio

Distribución. La disposición de los muebles también contribuirá a mejorar y cambiar por completo el aspecto de tu salón. Una buena distribución debe dejar que la luz natural entre y se adueñe de este espacio. Además, éste debe ser un lugar confortable, acogedor y funcional, evita saturarlo con piezas inútiles o que puedan ser un estorbo en el día a día.

Plantas. ¡Somos fans de las plantas de interior! Son un aliado perfecto para tu decoración y… ¿hay una solución más sencilla? Añaden frescor, color, hacen el espacio más acogedor y por supuesto lo llenan de naturalidad, ¡lo tienen todo! Hay tantas opciones que seguro encontrarás la tuya, además, ellas se adaptan a todo.

Decoración salón con plantas de interior
Plantas para dar color y frescor

¡Reformar el salón sin hacer obras es posible! Estos pequeñas modificaciones harán que ese cambio de imagen se haga realidad. Lo que pretendemos es que no tengas que esperar ese momento que nunca llega, queremos hacerte ver, que con pequeñas ideas se puede conseguir mucho. Además, son sencillas y rápidas, por lo tanto, ¡resultados inmediatos!

Quizás te interese la entrada: Cómo decorar casas pequeñas

¿Que te ha parecido este post?