Puertas y ventanas de madera

Puertas y ventanas, dos elementos imprescindibles y muy funcionales en la arquitectura de cualquier casa, pero… ¿alguna vez te has parado a pensar en su lado estético? También lo tienen, y muy presente, sobre todo cuando hablamos de madera.

A la hora de elegirlas, debemos tratar de buscar un equilibrio. Es fundamental que resulten cómodas en nuestro día a día y sobre todo, que aislen; es posible que esto se cumplan sin sacrificar el lado más estético. ¡Veamos las características principales a tener en cuenta!

Puertas y ventanas de madera a medida

Te presentamos nuestra particular guía para renovar tus ventanas y puertas en madera. Estas son las preguntas clave que debes hacerte antes de elegir estos elementos, especialmente cuando te planteas optar por una solución a medida.

¿Abatibles o corredera?

Es la primera pregunta que a todos nos ronda cuando vamos a comprar nuestras ventanas de madera. Veamos pros y contras. Las ventanas abatibles aíslan más y gracias a su apertura son más prácticas, sobre todo a la hora de limpiarlas. Sin embargo, cuando contamos con poco espacio, es cierto que pueden no ser las más prácticas, en este caso, las ventanas corredera son la mejor opción, eso sí, siempre teniendo en cuenta que su aislamiento es menor.

En las puertas, la elección, además de estética, también está muy relacionada con el espacio, las puertas corredera siempre son la mejor forma de separar ambientes ahorrando en espacio. Si no tenemos problemas de espacio y queremos una solución a la última, ésta es sin duda una tendencia en auge. ¿Verdad que has oído hablar de las puertas tipo granero?

Acristalamiento vs acristaladas

¡No lo dudes! Al elegir ventanas de madera, el doble acristalamiento se hace imprescindible no solo por su aislamiento térmico, sino también acústico, y el ahorro energético que esto provoca. Esta opción, unida a la incorporación de perfiles europeos garantiza una insonorización y estanqueidad máxima frente al aire y al agua.

Para las puertas, la opción de elegir modelos acristalados permite el paso de la luz natural aportando mayor luminosidad al interior. Hacen que cualquier estancia resulte más espaciosa.

Fabricadas a medida

Las principales ventajas que ofrece una fabricación a medida son la personalización y la adaptación al espacio. Se puede ajustar a características no estándar, entre ellas, una imprescindible, las medidas, sin olvidar otras como el acabado, tipo de madera, un determinado diseño o esos detalles con buen gusto que quieres incluir y que solo son posibles bajo un trabajo a medida.

¿Por qué elegir la madera?

Las ventajas que ofrece este material son múltiples. La materia prima empleada así como los productos usados, han permitido que la vida de estos elementos se alargue considerablemente. Para el aislamiento, no hay otro material más aislante, ni tan siquiera el PVC. Ésto, junto al confort, durabilidad, versatilidad, atemporalidad y su indiscutible estética, son sus principales ventajas. ¿Aún tienes dudas?

¿Hablamos de mantenimiento?

¡Por supuesto, no nos olvidamos de él! Ante todo, una primera idea con la que te debes quedar, la actual forma de trabajar la madera y este material en sí, también ha evolucionado, deja atrás esa idea preconcebida que tienes en mente acerca de la madera y sus cuidados.

En las puertas de interior el mantenimiento es mínimo, se trata más bien de cuidarlas. Mantenerlas siempre limpias evitando usar productos de limpieza fuertes que puedan dañar la madera.

El mantenimiento de ventanas, no es como imaginas. Los actuales perfiles en madera laminada y el uso de lasures de poro abierto, han hecho que el mantenimiento sea mucho menor. Este tipo de madera evita el descuadre y deterioro de este material y hace que la vida de la ventana crezca considerablemente.

¿Que te ha parecido este post?